Entre los Simios

11/6/08

Google ¿filtro de la realidad?

En ALAInet leo un interesante artículo sobre un estudio de la universidad austríaca de Graz, que cuestiona el comportamiento “monopolista” de Google a la hora de determinar cómo los internautas buscamos y accedemos a la información.

Además, denuncia lo que ya todos sabemos: lo que los autores del artículo llaman el “Síndrome Google de cortar y pegar”. Esa práctica tan burda pero ya tan universal de presuntos autores, investigadores, periodistas, bloggers, que elaboran sus escritos, trabajos académicos, tesis universitarias, columnas, blogs, etc. con el corta y pega, y encima sin citar a las fuentes.

Google sólo tiene 10 años (¿?) pero ya factura 16.000 millones de dólares (!!). Google desarrolló un proceso jerárquico y naturalmente selectivo a lo Darwin de búsqueda de información, que ha colado sin que nadie rechiste. Lo que sale en Google, es. Lo que no sale, puede que ya ni exista. Los autores del estudio denuncian una auténtica “googlearización” de la realidad.

Cuando el año pasado realicé un posgrado de cooperación al desarrollo, más de dos profesores nos advirtieron de que estaba prohibido utilizar Google para rellenar los trabajos de fin de curso: el corta y pega. Yo, que ya tengo una edad y terminé la carrera en la época anterior a internet y casi casi pre PC, creí que se cachondeaban. ¿Para qué cortar y pegar contenidos en un posgrado de especialización? Pues bien, un par de compañeros tumbaron la asignatura por el “Síndrome Google de cortar y pegar”. La cosa es seria y algunas universidades ya aplican algún programa de detección de copias, que rastrea la Red para detectar fraudes de sus alumnos.

Y cito (que no copio) el artículo: “Google parece querer codificar todas las informaciones circulantes en el planeta, según criterios que no siempre privilegian el interés público. Más que enfatizar a Google como la “empresa del siglo XXI”, la Universidad de Graz presta un gran servicio al concienciar a los internautas de los límites y peligros de esa estrategia”.

Y termino, porque al final el monstruo Google se va a enfadar y me cerrará el blog. Pero qué cosas cuento..., en su casa y en sus propias narices... Ay...

+ El artículo en ALAInet, con enlace al estudio completo.
+ Artículo sobre la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación a Google, en Guerra Eterna. Titular: "Parece ridículo premiar la retórica de una empresa que busca ante todo mejorar su cuenta de resultados"

Etiquetas:

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Volver a página principal