Entre los Simios

14/5/08

Combustibles agro o bio?

Escribiendo un artículo sobre la crisis alimentaria mundial y además de horrorizarme con las cifras y la evolución de la emergencia, me asalta una duda: ¿biocombustibles o agrocombustibles? ¿Es lo mismo? ¿Por qué unos hablan de bio y otros de agro? ¿Son neutros los conceptos? Me informo.

Los carburantes como el etanol o el biodiésel, obtenidos a partir de cultivos agrícolas de productos como la caña de azúcar, el trigo, el maíz, el aceite de palma o la soja, se denominan mayoritariamente en los medios de comunicación y en la ONU, biocombustibles. El concepto bio destaca que se trata de una alternativa al modelo energético actual, perecedero y basado en el petróleo y la energía fósil, que reduce las emisiones de gases y que es más respetuosa con el medio ambiente: es decir, el biocombustible es más verde.

Pero esta afirmación categórica ya está en discusión. Favorecidos por los subsidios de la UE y de la Administración Bush en EEUU, los biocarburantes han crecido los últimos años al mismo tiempo que han perdido apoyos desde todas partes, incluso los de organismos internacionales como el FMI, la OCDE o el Banco Mundial, que ahora responsabilizan a estos carburantes de origen agrícola de una parte importante del impacto en el alza de precios de los alimentos.

No hay evidencias científicas claras (lo afirman desde la OCDE y organizaciones ecologistas como Greenpeace) de que los cultivos energéticos contribuyan de manera efectiva a la reducción de emisiones ni a mejorar las condiciones de vida de los pueblos empobrecidos.

La producción de estos carburantes a gran escala para dar respuesta a las necesidades energéticas y de transporte de los países del Centro implica una profundización del modelo agroindustrial de producción en el Sur-Periferia. Un modelo que ya sabemos que no soluciona el problema del hambre, y puede que lo agrave... Leer más...

El uso creciente de fertilizantes y de maquinaria, la deforestación que provocan las plantaciones, la reducción de la biodiversidad al optar por los monocultivos, el desplazamiento de pueblos indígenas de sus tierras por la expansión de la superficie cultivable (Brasil, Colombia), entre otros factores, hacen dudar de la oportunidad de seguir con la actual carrera de los biocarburantes sin preguntarse antes por sus consecuencias sociales y medioambientales. Y más aún, inmersos en un contexto de crisis alimentaria global y casi estructural, y cuando ahora la prioridad de la comunidad internacional es garantizar la seguridad alimentaria de los 1.000 millones de personas que sufren hambre.

Contrariamente al concepto de biocombustible o de biocarburante, las organizaciones campesinas y ONG reunidas el año pasado en el Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria de Nyéléni (Malí) hablan de agrocombustibles, sin la etiqueta bio y señalando únicamente que estos carburantes tienen su origen en cultivos alimentarios y agrícolas.

Vamos, como los yogures, que los biocombustibles de bio no tienen ya ni el nombre.

Etiquetas:

2 Comentarios:

  • En Ekoos se ha generado un interesante debate sobre los términos bio y agrocombustibles, y entre personas bastante cualificadas.

    http://www.ekoos.org/es/questions/forum/?id=648

    Apertas,

    anotó Blogger Xose Ramil, a las 9:15 a. m.  

  • Gracias Xosé, muy interesantes las aportaciones. Igual lo cuelgo aquí como post para completar la información.

    anotó Blogger Dani, a las 3:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver a página principal