Entre los Simios

11/12/06

Ya cayó Pinochet


La muerte del dictador a los 91 años, en la cama, es lamentable. Muere sin pagar por sus crímenes, sin que la justicia pueda calibrar su mal y condenarle por ello. Amnistía Internacional advierte a los Gobiernos de que una justicia internacional sin peso, capacidad de maniobra, ni rapidez, facilita la impunidad de criminales como Pinochet (3.000 muertes o desapariciones, 20.000 personas torturada...). Sí, es penoso, y en 2006. Aunque hay criminales de guerra que aún siguen gobernando países más grandes, poderosos, que mienten a Naciones Unidas y se inventan guerras con miles y miles de víctimas y aquí no pasa nada...

Pero, tras la primera impresión amarga, la alegría. Ese júbilo desbordado que ayer tomó las calles de Santiago. Esa joya también por la feliz coincidencia: el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, se llevó consigo a uno de sus más detestables vulneradores. Bromas del destino, pero, ¡bendita broma! Leer más...

El país del cono sur ya es una democracia. Con una mujer presidente, socialista, víctima de las torturas de la dictadura, hija de un asesinado por la dictadura. Esa es la peor pesadilla de Pinochet, de su mujer, de sus cínicos hijos, de sus seguidores. Esa es la gran derrota de Pinochet y los suyos: que el Chile de hoy es distinto al suyo, el del período negro de 1973-1990. Que el Chile de hoy los rechaza.

Chile se alegra de su muerte. Canta a la democracia y recuerda a las víctimas del fascismo. Sigue con los procesos judiciales. Por la verdad, por la dignidad. El viejo muere en la cama. ¿Y qué? Murió amargado y sin entender la marea de procesos judiciales que le caían encima. Le jodieron, viejo. Y se tuvo que morir para que le dejaran en paz. Su herencia queda en nada. Las víctimas hoy ganan. Y sonríen.

Etiquetas: ,

2 Comentarios:

  • Rafael Mera P.

    Los terroristas de ultraizquierda que salieron a "celebrar" destrozando todo y baleando a policías fueron alrededor de 5.000.

    Los que fuimos a despedir a Pinochet a su velatorio fuimos 60.000.

    ¿Qué, pensabas que en Chile todos odian al viejo, como quiere hacer creer la prensa internacional?

    anotó Anonymous Anónimo, a las 6:01 p. m.  

  • Los que votaron a Bachelet en la elección presidencial de 2005 fueron el 53,5% frente al 46,5% del candidato de la derecha, Piñera, que, por cierto, no estuvo en el velatorio de Pinochet.

    Chile ha cambiado aunque les duela. Y cada vez el pinochetismo será más residual, como ocurrió aquí en España con Franco y su régimen.

    Por cierto, lo que sí vio la prensa internacional es la mala educación de algunos que en vez de estar en un velatorio parecía que estaban en una cancha de futbol y con alguna copa de más: insultos y agresiones a periodistas que sólo hacían su trabajo. Os descalificáis solos.

    anotó Blogger we float, a las 6:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver a página principal